Cementerio.

Obituarios de Mural
Una definición sencilla y concreta, es que un cementerio o camposanto (término utilizado en el cristianismo) es aquel lugar dedicado a enterrar o sepultar a los difuntos. Un cementerio también puede ser perfecta sinónimo de terror y miedo, pues es allí donde las almas se despiden de su cuerpo para irse de la tierra.

¿Qué es un cementerio?

Su finalidad es el depósito de cadáveres, dependiendo de la religión estos pueden ir en ataúdes o en urnas. Sin ir muy lejos, solo con que el cadáver esté envuelto puede ser enterrado. Incluso si se da un vistazo a la historia, los egipcios solían ser enterrados, pero de forma muy diferente. Sin embargo, la esencia no se perdió.

El cementerio y el cristianismo.

Al hablar del cementerio, se hace conexión inmediatamente con el término griego del cual se deriva que es koimetérion. Pero ¿qué tiene que ver el cristianismo? muy sencillo, el término griego hace alusión a un dormitorio significado influenciado por el cristianismo. Ya que los cristianos son quienes tienen la creencia que todos los difuntos entran en un sueño profundo hasta el momento de la resurrección.

Cementerio o camposanto.

El segundo nombre que recibe el cementerio es camposanto, término que acuñó la Italia del siglo 13. El antecedente fue que, en Pisa, más específicamente. Donde las garantías sanitarias del cementerio no eran cumplidas a cabalidad razón por la que se ordeno el cierre inmediato, los mercaderes habían llevado tierra al lugar, tierra que cubrió completamente el cementerio, tierra que fue traída de Jerusalén. Desde allí el término de camposanto tomó otro significado dentro del cristianismo, y se estableció como el segundo nombre de los cementerios.

Cementerio para animales.

Desde Egipto existen cementerios especializados para animales. El lugar idóneo para enterrar a las mascotas. Es un detalle muy particular porque lo común es el depósito de los cadáveres humanos en un cementerio.

Cementerio público y privado.

Los cementerios públicos (ejemplo) son establecidos por el estado, para llevar un control de los cadáveres de la zona. Pero no sólo están estos en funcionamiento, sino también los cementerios privados que cumpliendo con los parámetros legales pueden prestar el mismo servicio, con la única diferencia que son pagos.

Sala velatoria como servicio adicional.

No es frecuente encontrar cementerios que entre sus servicios ofrezcan la sala velatoria, sin embargo, son muchos cementerios los que actualmente están innovando al incorporar este servicio. Se trata de una comodidad para los familiares del difunto, también un ahorro gigantesco, pues el lugar es el mismo y el traslado resulta mucho más fácil.

Antecedentes.

Como se mencionaba, al momento de que, en el mundo encargado de publicar un obituario, existe mala comunicación todo, absolutamente todo se sale de control. Puede salirse tanto de control que solo un nombre o una letra hace referencia a la muerte de otra persona, y denota falsedad en toda su extensión. Pero, por si fuera poco, este no es el único error, porque muchos realizan bromas de mal gusto publicando la muerte de personas que siguen vivas, incluso en estos casos el descuido de la prensa les puede salir muy caro.

Roma.

Para quienes observan el pasado de la sepultura o depósito de los cadáveres, era totalmente antihigiénico, rompía con todas las reglas y parámetros que en la actualidad están establecidos. Se trataba de una Roma donde los cadáveres eran depositados en las casas, tal vez por comodidad o creencias. Pero fue hasta la ley de las doce tablas dónde estas prácticas fueron totalmente prohibidas, los cadáveres no podían sepultarse en la ciudad.

La sepultura para los esclavos.

Mientras que todos los ciudadanos libres compraban terrenos para que fueran despedidos del mundo como era debido, la suerte de los esclavos era diferente, sin embargo, los patrones y dueños de esclavos podían disponer de los terrenos y ordenar que allí fueran enterrados sus esclavos.

Época posterior.

Quienes eran fieles al cristianismo al principio no encontraron un lugar para conmemorar y llorar a los suyos. Con cada una de las persecuciones, y muertes dentro de sus filas, establecer un lugar no era seguro. Sin embargo, cuando uno de ellos partía lo enterraban fuera de la ciudad y dejaban una marca particular para poder distinguir su tumba. Cuando todo pasó, los cristianos tuvieron el lugar ideal para dar el último adiós. Las grandes figuras eran enterradas en panteones y capillas, estructura que mostraba mayor simbología.

Cementerios en iglesias.

Obituario
En muchas iglesias del mundo, suelen enterrarse personas de vida memorable, puede tratarse de un sacerdote o cualquier otro ser humano que llevó una vida totalmente ejemplar.

Época contemporánea.

En España se decidió construir los cementerios fuera de la ciudad. Tener cadáveres en las iglesias no resultaba en ningún sentido algo sano. Según los exámenes y trámites de salubridad, los cementerios debían encontrarse a las afueras de la ciudad. Desde la fecha comenzaron los rituales que marcan el verdadero cristianismo. Rituales que se basan en que el párroco o sacerdote son quiénes deben dirigirse al lugar donde se llevará a cabo el sepulcro y dar la bendición correspondiente.

¿Panteón o cementerio?

En muchos casos se logra confundir el panteón con el cementerio, cuando en realidad son dos términos totalmente contradictorios. El panteón hace alusión a un altar, a un lugar mucho más grande donde se rinde tributo a el difunto. Los panteones se encuentran en el cementerio, que a su vez son espacios dedicados para el depósito de los cadáveres.

Panteones para las figuras insignes.

Solo quienes gozaban de vidas majestuosas y virtuosas eran quienes tenían un panteón. Pues, eran estas figuras, las de renombre a quienes se les homenajeaba por medio de un altar gigantesco en el cementerio.

Cementerio en ciudades.

Lo que se buscaba era que el cementerio se encontrara lejos de las ciudades, por razones de salubridad pública no era idóneo mantener los cadáveres tan cerca. Sin embargo, con el crecimiento de la población los parámetros de mantener los cementerios lejos fue en vano. Esa es la razón principal por la que las tumbas son cavadas a tres metros bajo tierra, pues ahora los cementerios conviven con la ciudad y lo primero que debe garantizarse son las medidas higiénicas.

¿Panteones en casa?

Siempre se ha creído que los panteones se encuentran solo en cementerios, pero no es así, quien tiene dinero puede destinar un lugar de su casa para construir este tipo de altar. Es una práctica que suele hacerse en las iglesias, también con los papas en el vaticano.

Tipos de cementerios.

Puede sonar raro que existan cementerios de acuerdo a algún tipo en particular, aunque no se necesita un prototipo especial, si se tienen ciertas características para distinguir un cementerio de otro. Y al distinguirlo se logra catalogar dentro de una lista, se logra categorizar. A lo largo de esta nota se han tocado varios tipos de cementerios, como es el caso de los cementerios públicos, cementerios privados, cementerios de mascotas y de iglesias. Pero esos no son todos los tipos de cementerios existentes.

Cementerio para militares y cementerio conmemorativo.

Otro cementerio importante es de los militares, es muy común este tipo de cementerios en Estados Unidos, un lugar dedicado exclusivamente a quienes prestaron servicio y dieron su vida por la patria. El conmemorativo es dedicado a las personas ejemplares, a quienes se les quiere rendir un homenaje póstumo.

Cementerio religioso y cementerio para familiares.

Cementerio de acuerdo a la religión y familiares. Muchas veces la pregunta sobre a donde son llevados los cadáveres de aquellos que tienen una religión diferente nos acechan, y es que sí, ellos tienen un cementerio especial y diferente. Al igual como quien puede pagar los cementerios familiares y evitar entonces los públicos.

El cementerio es un adiós a la vida terrenal.
Es así como muchas religiones alrededor del mundo lo ven, al contrario de la cristiana que comparte la creencia, pero también añade la resurrección. En el cementerio las almas de los difuntos se despiden para siempre de la que fue su familia, y de su paso por la vida terrenal. Es allí donde todos los familiares lloran y despiden a quienes marcaron e hicieron de su vida algo más feliz. Por ello, al cementerio se le huye, porque en principio, es un lugar de miedo y tristeza. Pero también es un lugar lleno de muchas energías, y uno bastante espiritual.

Subir ☝